jueves, 26 de febrero de 2015

¿Sabías que…? Los Sistemas de Impresión. Parte 2

El otro día publicaba en el Blog El Salón de Cris, el blog personal de Cristina Martín San Roque, en la sección de  publicaciones digitales, una publicación sobre grabadores españoles, y Patricia Graciela Arano en un comentario que realizó me dio la idea de preparar este artículo sobre los sistemas de impresión, muy importantes para comprender como se realiza un sello
El artículo esta basado en una conferencia que impartió Fernando Cabello sobre los sistemas de impresión.
Para facilitar su lectura lo he dividido en dos partes:
En la primera parte que si te interesa puedes pinchar eneste enlace, vimos
  • Introducción
  • Sistemas de impresión
En la segunda parte veremos
  • Prensas y máquinas de imprimir
  • El timbre del Estado
1.      Prensas y Maquinas de imprimir.
 Durante el siglo XIX a consecuencia de la Revolución Industrial maquinaria y el utillaje en las imprentas se desarrolló de forma importante.


Básicamente se dieron cuatro tipos de maquinaria para imprimir.
La prensa se siguió fabricando hasta las décadas de los años 30 y 40 del siglo XIX

Los últimos modelos de prensa nada tenían que ver con las de siglos anteriores, eran de hierro colado y mucho más manejables, se conseguía con ellas impresos de gran calidad.
Tanto es así, que hoy en día son muy apreciadas las Albion Press, de George Baxter, fabricada en 1835 y la más extendida de su tiempo, son la preferida de los grabadores de láminas.
El desarrollo de las máquinas planas cilíndricas y sobre todo de la “Minerva” o maquinas de platina desbancaron a la prensa de las imprentas.
El tórculo es una prensa del tipo plano cilíndrico y consiste en un par de rodillos que ejercen presión, entre ambos se haya la mesa o platina, que es donde se coloca el grabado o plancha.

Es un tipo de máquina que se conoce desde antiguo, fue creada como medio para imprimir las imágenes grabadas en las páginas sueltas ya impresas por tipos móviles en prensas planas. Sigue siendo utilizado para imprimir pequeñas tiradas en calcografía y en grabados artísticos.
Máquina plana cilíndrica ­ Rotativa
En 1814 se dio un gran paso en la mecanización de la imprenta con la invención de la máquina de cilindros por F. König; el molde plano pasaba sobre la superficie cilíndrica donde estaba colocado el papel y el entintado era ya automático. Sólo precisaba dos hombres, uno para introducir la hoja en blanco y otro para retirar la impresa.
Su producción llegaba a 800 ejemplares a la hora, mientras que las prensas lo eran solo de 300. Siguieron los perfeccionamientos, en 1855, se registraba la primera patente de máquina rotativa por Hue.
 El molde cilíndrico, obtenido por estereotipia curva, presionaba contra el cilindro imprimiendo por las dos caras. Se usaba ya el papel continuo y se hacían tiradas de 10.000 ejemplares por hora.

La minerva es una prensa tipográfica de sistema de cierre, del tímpano y la patina, tintado automático y accionada por pedal o motor. Su introducción en los talleres de imprenta a partir de 1859 fue toda una revolución.
Concebida para pequeños formatos o que no fuese necesaria mucha presión. Podía imprimir 900 ejemplares por hora.

2.      El Timbre del Estado
La Filatelia Tradicional se basa en coleccionar TIMPRES DEL ESTADO y sus distintos usos. De ahí que sea en esencia un coleccionismo de timbres y por extensión de estampas.
Los antecedentes del coleccionismo filatélico hay que buscarlo en el coleccionismo de grabados y estampas, y este a su vez en el inicio de la imprenta y el desarrollo de las Artes Gráficas, cuando maestros grabadores como Durero, Rembrandt, Claude de Caylus, Goya, etc. se dedicaron a grabar para cubrir la demanda de un coleccionismo de lujo y al alcance de muy pocos.

En esencia se trataba de coleccionar imágenes en un soporte de papel, de los temas más diversos. Como ejemplo se puede citar las de 20 xilografías que constituyen la serie “La vida de la Virgen” grabadas por Albert Durero.
Dicho concepto de coleccionar, no difiere mucho de lo que se ha venido haciendo con los timbres fiscales y de correos.
 El timbre adhesivo emitido por el estado, represento un hecho sin precedentes, al poner a disposición de toda la población un tipo de coleccionismo sin coste alguno. Ya que los timbres fiscales y de correos carecían de valor una vez utilizados. De ahí lo popular que se hizo el coleccionar sellos o estampillas. Estampilla es como se denomina aún hoy en día a los sellos o timbres en Hispanoamérica.
 El 15 de diciembre de 1636 aparece el primer papel sellado o timbrado, iniciándose así una nueva forma de grabar la tramitación de documentos. Pero fue a partir de 1850 con la introducción del timbre adhesivo de correos, en España, cuando se dio con la formula de poder controlar todas las facetas de la actividad económica del país por parte del estado.
 La formula era sencilla y se basaba en confeccionar timbres adhesivos que deberían ir en todo documento, trámite o servicio prestado por el estado en régimen de monopolio, para que este tuviese carácter legal.
 Todo ello hubiese sido muy difícil de llevarlo a termino, de no ser por los avances tecnológicos que se estaban dando en “Las Artes Gráficas” a consecuencia de la Revolución industrial. Desde sus inicios se cuidó la estética y manejabilidad del timbre adhesivo, no en balde era un exponente de la tecnología del estado que lo emitía. Además de ser un embajador del país y su forma de gobierno, su moneda, etc.
Sello adhesivo de correos 1850
 La primera tasa adhesiva de correos en España  es de 1850.
Se confeccionaron cinco valores con diferentes diseños, dos de ellos para el correo FRANCO y tres para el CERTIFICADO
 Fueron grabados por Bartolomé Coromina. quien probablemente se inspiró en la efigie de la reina acuñada en el anverso de una medalla de 1847 y también en el diseño del primer sello ingles de 1840.
Fueron impresos en litografía, las imágenes de los sellos fueron grabadas a la piedra litográfica mediante un bloque reporte de 24 o 40 ejemplares.
Los pliegos fueron de 255 sellos en los valores de 6 y 12 cuartos, 180 los de 5 y 10 reales y 150 el de 6 reales. Para su impresión debieron utilizar el mismo tamaño de pliego que el utilizado para el papel timbrado 43 X 31,5 cm.

Sello adhesivo de correos 1851.
En la emisión de 1851 ya se perfila el modo operante que se llevará a cabo en la confección de timbres en la Fabrica Nacional del Sello.
Se prefiere el sistema tipográfico que permite una mayor producción y simplifica las tareas.
 También se opta por grabar un cuño matriz con zonas de reserva, para que en ellas se incorpore el valor o la leyenda deseada.
La obtención de los clisés a partir del cuño matriz fue por galvanoplastia, por este sistema se obtuvieron los 170 clisés que formaron el molde para imprimir los pliegos. Al ser los clisés piezas individuales, en caso de rotura de alguno de ellos se podía sustituir por uno nuevo en pocos minutos, sin que se tuviese que condicionar de nuevo la máquina impresora.

Sello adhesivo para libros de Comercio 1852.
En 1852 en España, nacen los timbres fiscales adhesivos de uso general, y es inevitable pensar que su nacimiento es consecuencia del éxito del timbre postal adhesivo.
 Los primeros se destinan a libros de comercio y muestran los mismos diseños empleados en el papel timbrado.
 Dichos timbres permitían un mayor tamaño que los de correos y más libertad y creatividad en los diseños, lo cual se puede apreciar observando su evolución en las diferentes emisiones.
El sistema de confeccionarlos fue siembre el mismo, cuño matriz, reproducción por galvanoplastia de los clisés e impresión tipográfica.

Un aspecto que se dio en los timbres del siglo XIX, fue el utilizar el mismo cuño matriz para confeccionar timbres de distintos servicios. 
Ejemplo de ello seria, las sucesivas modificaciones que se llevaron a cabo en el cuño matriz de los sellos o viñetas del Servicio Oficial de 1 julio 1854.

Observando las imágenes se comprueba como fue evolucionando el diseño desde sus inicios en 1854 hasta la emisión de TELEGRAFOS de 1 julio 1864.
 A nivel filatélico tiene su importancia el conocer la evolución de los diseños, no solo desde la perspectiva técnica, sino también para formar colecciones de una gran plasticidad.
Emisión de CORREOS 1865.

En la confección de la emisión de CORREOS de 1865 ya se ensaya y ponen a prueba todos los avances tecnológicos de la época.
Esta emisión es sin duda la de mejor factura de cuantas fueron creadas en España durante el siglo XIX en la FNS.
 En primer lugar se opta por un nuevo tipo de diseño, que consistía en rodear la efigie de la reina de un rallado horizontal, lo cual da una sensación de relieve y es un exponente de la calidad a que puede llegarse en el diseño del grabado usando el sistema de líneas simples.
 El marco lo gravó Bartolomé­ Tomás Coromina y Eugenio Juliá Jover la imagen de la reina. Este último se debió inspirar en el diseño de la emisión de Italia de 1863 con la efigie de Víctor Manuel II.
 Otra novedad en esta emisión fue que los valores de 12 y 19 cuartos se imprimieron en dos colores. El que fuesen dichos valores y no otros, posiblemente hay que achacarlo a que eran las tarifas para Francia y Bélgica y por tanto fieles exponentes en el extranjero de los avances en Las Artes Gráficas en España.
Otra novedad de la emisión de 1865 es que a partir de entonces, la impresión se obtiene de una plancha tipográfica, en vez de serlo de un molde de clisés individuales tal y como se había venido haciendo desde 1851. La plancha proporcionaba un mejor alineado, algo imprescindible para hacer coincidir las partes impresas de los sellos en dos colores. También lo era para que el trepado (dentado) encajase en los espacios en blanco entre los sellos del pliego.

A partir de esta emisión el modo de confeccionar los timbres de correos y comunicaciones, no sufrió cambios significativos hasta entrado el siglo XX. A excepción de la emisión de 1876 impresa en calcografía en Bradbury, Wilkinson & Co. de Londres.
Pólizas. 
También a partir de 1865 el escudo aparece siempre en color en las pólizas adhesivas y en seco o relieve en el papel timbrado. Son quizás en las pólizas donde los grabadores de FNS pudieron desplegar toda su maestría y sus dotes artísticas

Timbres en calcografía. 
Durante el siglo XIX La Sociedad del Timbre (1874­1879) encargó a la American Bank Note Company de Estados Unidos, una serie de sellos de contraseña para fiscalizar los efectos justificativos de los impuestos y gravámenes que se disponía a gestionar y percibir. Igualmente dicha sociedad encargó la confección de los timbres de COMUNICACIONES de 1876 a Bradbury, Wilkinson & Co. de Londres. 

No fue hasta principios del siglo XX que en la FNMT se utilizara la calcografía para imprimir los timbres del estado.
 El siglo XIX trajo consigo cambios en los sistemas de impresión. La Revolución industrial provocó la aparición de nuevas formas que acaban definitivamente por transformar la antigua prensa nacida en el siglo XV. El primero de estos avances es la prensa de imprenta metálica, creada en 1800 por Lord Stanhope. Esta nueva prensa, toda metálica, permite trabajar con pliegos más grandes y menor esfuerzo. 
Otra innovación fue la máquina de imprimir plano­cilíndrico (1814), desarrollada por los alemanes Friedrich Gottlob Koenig y Andreas Friedrich Bauer. En este modelo no es una prensa quien presiona todo el pliego de papel sobre la superficie entintada, sino que es un cilindro el que gira presionando el papel fijado en la cara exterior de dicho cilindro.
Se trataba de una máquina muy rápida para la época, hasta 1.000 ejemplares a la hora. 
Los avances tecnológicos en la imprenta permitió al estado el desarrollo de la LEY DEL TIMBRE, con la cual encontró una forma sencilla y eficaz de controlar los gravámenes de los servicios que prestaba, a la vez que podía recaudar impuestos de toda índole con un simple timbre.
Se puede asegurar que el fenómeno de la timbrología (Filatelia) va íntimamente ligado a la Revolución industrial y al desarrollo y progreso que se dio en “Las Artes Gráficas” a consecuencia de la misma.

Entradas populares

En Red

(c) 2012 Blog El Salón de Cris
Una plantilla de Oloblogger con la tecnología de Blogger