viernes, 8 de mayo de 2015

¿Sabías que…? El Tren de la Fresa transportaba correo.

Hace tiempo escribí un artículo sobre el sello de valor variable de la locomotora madrileña (1851) en él contaba la Historia de esta línea Madrid Aranjuez, conocida popularmente como el Tren de la Fresa, ya que transportaba productos de la Huerta, sobre todo las fresas.

En homenaje a esta línea desde el año 1984, se ha organizado el Tren de la Fresa, que emula a estos primeros viajes, aunque la locomotora que se emplea no es la madrileña 120 sino la mikados.
Pero me ha parecido interesante ampliar dicho artículo centrándome en el aspecto bastante desconocido de que fue el primer tren correo de Andalucía y fue el primer ferrocarril de la Península Ibérica que realizo el transporte de correspondencia por tren, ya que la primera línea de tren de la Península, Barcelona-Mataro, no transporto correspondencia hasta el 7 de octubre de 1853
ero antes de comenzar a hablar de este asunto voy a resumir brevemente algunos aspectos de esta línea
Esta línea formaba parte de un proyecto de mayor envergadura, que pretendía unir Madrid con el Mediterráneo, pero al ser imposible construirlo todo a la vez, se decidió construir un primer tramo Madrid-Aranjuez. Existieron varios proyectos antes de la inauguración de la línea, finalmente se decidió unir Madrid con Aranjuez porque en esta localidad la corte pasaba grandes temporadas.
Con el ferrocarril que comunicaba Madrid con Aranjuez, que emulaba el Paris-Versalles, que era el punto más estratégico de la vega, que abastecía a Madrid de productos agrícolas, se construye un sencillo embarcadero, conocido como la Estación del Mediodía o el embarcadero de Atocha, siendo la primera estación ferroviaria de Madrid, y con el tiempo se ha convertido en una de las principales estaciones de esta ciudad.

El 6 de febrero de 1851 tuvo lugar el primer viaje oficial de la línea, sin viajeros ordinarios, puesto que se realizó un primer viaje de inspección, hecho que posteriormente se convertiría en una costumbre, ya que el Ministerio de Fomento, tenía que comprobar que las obras cumplían con los requisitos establecidos. También se realizaba la medición de los puntos kilométricos de las estaciones y apeaderos para establecer las tarifas para viajeros y mercancías. En este primer viaje acudió como representante de la compañía el marques de Salamanca, y por parte del Ministerio acudieron ingenieros como Juan Rafo, uno de los proyectistas del Canal de Isabel II. El viaje que inauguraba la línea se realizó el 9 de febrero de 1851. Este acto se transformó en una fiesta popular por el gran número de gente que se reunió en torno a la vía esperando el paso del tren. También asistieron la Familia Real en pleno, miembros del Gobierno como Bravo Murillo, famosos periodistas, autoridades eclesiásticas, etc.
El tren salió de la estación madrileña del Mediodía a las 12.20 horas de la mañana, estaba formado por 7 locomotoras, que tardaron en recorrer los 49 kilómetros en 54 minutos, un triunfo para aquella época en la que el ferrocarril se convirtió en el medio de transporte más eficaz, ya que anteriormente el trayecto en diligencia duraba entre 6 ó 7 horas. El marques de Salamanca ordenó que se prolongará la vía desde la estación de Aranjuez hasta el Palacio Real (Puerta de Damas), según la tradición los últimos raíles de la vía eran de plata.
Esta línea tuvo una gran acogida y permitió además de un gran ahorro en el tiempo de viaje, ya que este duraba aproximadamente una hora y media, transportar a un mayor número de pasajeros, puesto que antes había solo una diligencia diaria que transportaba aproximadamente a 20 personas, mientras que había 3 trenes diarios con una capacidad de 690 pasajeros.

Si te interesa conocer más datos históricos de esta línea y de la locomotora madrileña pincha en este enlace
Centrándome en el aspecto postal se puede señalar que fue el primer tren correo de Andalucía y fue el primer ferrocarril de la Península Ibérica que realizo el transporte de correspondencia por tren, ya que la primera línea de tren de la Península, Barcelona-Mataro, no transporto correspondencia hasta el 7 de octubre de 1853
La Real Orden de 19 de agosto de 1851 establecía que:
“La Reina ha tenido a bien mandar que el correo de la línea general de Andalucía haga su tránsito diariamente de ida y vuelta entre Madrid y Aranjuez por el camino de hierro en los términos que expresan las condiciones del adjunto pliego aprobado por S.M.”.
España cuando se inaugura en el año 1848 la primera línea ferroviaria de la Península Ibérica, Correos estaba inmerso en un proceso de reforma y modernización, ya que el Correo era el sistema más eficaz de comunicaciones, y para la Administración contar con un sistema de comunicaciones eficaz le permitía llegar a más lugares, además coincide con la Segunda Guerra Carlista, que afectaba fundamentalmente a Cataluña, y por lo que era necesario contar con una red de comunicaciones eficaz. Para ello se mejoran las infraestructuras (caminos, etc.).
A mediados del siglo XIX en España el sistema postal se organizaba a través de “Carreras”, que contaban con una serie de poblaciones y en cada población había una casa de postas que tenía que contar con caballerías apostadas. Al frente de estas casas de postas estaba el Maestro de Postas, que contaba con la ayuda de los postillones, que acompañaban a los correos y a los pasajeros hasta la siguiente casa de postas y luego regresaban con los caballos.

Las transformaciones en el sistema de correos se iniciaron antes de la llegada del tren, con el sistema de diligencias. Es decir, Correos estaba intentando mejorar la eficacia y la rapidez del sistema, por lo que la llegada del ferrocarril a la Península le fue de gran ayuda.
El 27 de septiembre de 1825 se inauguraba en Inglaterra la línea entre Stockon y Darlington, que tradicionalmente se considera como el origen del transporte ferroviario
El primer tren de viajeros de la historia que unía Liverpool con Manchester en el año 1830, tenía un coche correo de la Royal Mail, para transportar la correspondencia, lo que fue rápidamente implantado en otros países. A partir de este momento comienza a construirse la red ferroviaria europea que en el año 1840 tenía construido 3800 kilómetros y en el año 1860 tenía construido 50600 kilómetros.
En un principio la correspondencia por ferrocarril se transportaba usando el sistema de diligencias sobre plataformas, usando el encastrado, es decir, la correspondencia no iba en vagones sino en las diligencias que eran acopladas en los trenes. Este sistema permitía que las cartas viajaran por caminos o carreteras y luego por ferrocarril sin tener que cargar la correspondencia en los trenes.

En España este sistema se empleaba en esta primera línea Madrid- Aranjuez aunque se conoce que en el año 1855, se inauguro la primera línea Madrid- Albacete, como oficina ambulante, pero no contaba con un vagón propio, aprovechando un vagón de pasajeros. No es hasta el año 1859 cuando comienzan a emplearse ambulantes propios, es decir, coches construidos con esta finalidad.
En cuanto al transporte de correspondencia en la línea Madrid- Aranjuez, estaba estipulado los siguientes aspectos:
  1. La empresa tenía que llevar la silla-correo en la Administración Central y llevarla al ferrocarril y enganchar los tiros en el muelle de llegada a Aranjuez. A la vuelta se procedía igual pero en orden inverso.
  2. En la silla correo además de ir la correspondencia, iba el  Conductor, el Mayoral y un máximo de 2 pasajeros. Quedaba prohibido el transporte de encargos por medio de la silla.
  3. La salida de la Administración Central se producía a las 18.00 horas y el tren salía a las 18.30 horas y llegaba a la estación de Aranjuez a las 19.45 horas.
  4. La salida de Aranjuez era a las 6.00 en verano y a las 7.00 horas en invierno. El periodo que se entendía de verano era desde el 1 de abril hasta finales de septiembre. La llegada a Madrid en verano estaba estimada a las  7.30 horas y en invierno a las 8.30 horas
  5. El contrato no establecía una fecha de finalización pero establecía que  podía concluirse a voluntad de una de las partes contratantes, avisando con una antelación de 3 meses
  6. El contrato recogía otros aspectos como las cantidades económicas, plazos de los pagos etc.
Actualización del artículo con imágenes proporcionadas por Pedro Lambea Rioja.
Actualizo el artículo con unas imágenes que me ha enviado Pedro Lambea Rioja.

Muchas gracias Pedro por tu aportación a este artículo









Entradas populares

En Red

(c) 2012 Blog El Salón de Cris
Una plantilla de Oloblogger con la tecnología de Blogger