jueves, 25 de junio de 2015

¿Sabías que…? El atraco al tren expreso de Andalucía ocurrió en un coche correo.


He dedicado varias entradas en el Blog El Salón de Cris, el blog personal de Cristina Martín San Roque, a hablarte de la importancia que tuvo para el correo, la aparición del ferrocarril y que los trenes transportaban correos.

Hoy quiero hablarte de un suceso que conmociono a la Sociedad Española de la época y que inspiro a una novela, fue reflejada en la televisión y en el cine , y que el suceso fue plasmado en figuras de cera que se expusieron en el museo de cera de Madrid, el atraco al tren expreso de Andalucía.



Fuente. Tren vista. http://www.trenvista.net/cultura/cinefilos-al-tren/el-expreso-de-andalucia/


El suceso consistió en el atraco del coche correo en el que se transportaba la correspondencia, certificados y pliegos de valores para las capitales andaluzas y el norte de África, además de los despachos precintados extranjeros que llegaban de la frontera francesa, vía Hendaya, y que iban a Gibraltar y Tánger.
Por lo que el tren transportaba más de un millón de las antiguas pesetas, que en aquella época era una autentica fortuna.

El robo del Expreso de Andalucía se llevó al cine. Fuente Tren Vista

El 11 de abril de 1924 el Oficial  Primero de Correos, Santos Lozano León, que se encargaba del Servicio Madrid- Cádiz; y Ángel Ors Pérez, que se encargaba del servicio Madrid- Málaga, estaban al cargo del coche  correos.

Pensaban viajar en el mismo tren hasta Córdoba y luego tomarían caminos diferentes para cubrir sus rutas postales.

En la Estación de Tren de Aranjuez 3 hombres, sin levantar sospechas, se acercan al coche correo, por el lado contrario a los andenes.


José Sánchez Navarrete, que era también oficial de Correos, iba acompañado de Antonio Teruel López y  Francisco de Dios Piqueras, que eran tahúres profesionales. José conocedor del funcionamiento de Correos, logra convencer a los ambulantes para que les dejen subir al vagón. Como por cuestiones técnicas la puerta del vagón de ese lado no se abre, acceden al tren por una ventana.
El tren reanuda su marcha con aparente normalidad hasta que pasan Castillejos, camino a Alcázar de San Juan.

Lozano estaba trabajando de espaldas al aseo y Ors, estaba descansando tumbado en su colchoneta. Antonio Teruel que salía del aseo, con las tenazas de Marchamar, asesta un golpe mortal en el cráneo de Lozano, y luego le golpea más veces, para asegurarse de que no va a poner resistencia.
Luego cuando Ors, comenzaba a levantarse por el ruido, Teruel le asesta otro golpe, pero Ors, logra defenderse y ataca a Antonio Teruel.

Los compinches de Antonio Teruel, logran sujetar a Ors, mientras Teruel busca su pistola y le pega un tiro y después le pega un segundo tiro.

Los 3 comienzan a buscar en las sacas de correos, dinero y joyas y otros objetos de valor, pero con la precipitación no se llevaron todo el dinero ni los objetos de valor que iban en el coche correo.


Saca de Correos. Museo Ferroviario de Madrid. Foto Cristina Martín San Roque
Mientras tanto el resto del tren ajeno a lo que estaba ocurriendo continua su marcha hasta llegar casi a Alcázar de San Juan, donde tienen previsto su huida. Antes de llegar a la estación abandonan el tren con el botín, cerca de las 11 y media de la noche.


Vista de la Estación de Alcázar de San Juan. Fuente Ferropedia Este archivo está licenciado bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported. Autor JT Curses


Allí les esperaba, José Dolnay, conocido como el Pildorita, por su afición a las drogas, que les esperaba con un taxi para regresar a Madrid.

Mientras tanto nadie se dio cuenta del suceso hasta llegar a Córdoba, donde se entera la Guardia Civil que viajaba en el Tren y también el periodista  Francisco Serrano Anguita, que viajaba en el Tren realizando un viaje de Luna de Miel.

Los asesinos en Madrid, acuden a la casa de Antonio Teruel, en la calle de Toledo, para repartirse el botín.
Navarrete entrega su parte del botín a Honorio Sánchez Molina, que fue el cerebro del crimen del Expreso de Andalucía y que también lo financio.

Calle de Toledo. Fuente Historia Matritenses

La sociedad española quedo conmocionada por el terrible suceso, por lo que se pone en marcha una gran operación policial para detener a los culpables.

Un sereno avisa del extraño comportamiento de Antonio Teruel, que vive en el número 105 de la Calle de Toledo.

La policía interroga a su mujer, Carmen Atienza, que les da una versión bastante contradictoria y sospechosa, por lo que la llevan a la comisaría. Y los agentes vigilan la casa de Antonio.

Teruel por la presión policial, decide suicidarse y el 21 de abril de 1924, ante los ruidos y las luces en la casa, que se supone que estaba vacía avisa a los guardias, que descubrieron el cuerpo sin vida de Antonio Teruel, que se había pegado un tiro en la sien.
Los guardias encuentran escondido en la casa, en los tubos metálicos de la cama, parte del botín del tren expreso de Andalucía.

Rápidamente entre Madrid y en el ferrocarril donde iban a huir a Portugal, detienen al resto de la banda a excepción de José Donday que huye a Francia, pero se entrega voluntariamente en la embajada de España en Francia.

Se celebra un juicio donde son condenados a muerte, Navarrete, Honorio y Francisco,  y Dolnay a 30 años de prisión.
Captura de Piqueras. fuente Madrilanea.com



Entradas populares

En Red

(c) 2012 Blog El Salón de Cris
Una plantilla de Oloblogger con la tecnología de Blogger