lunes, 6 de junio de 2016

¿Sabías que? Día Sin Postre y Plato Único.


Hoy para esta sección del Blog El Salón de Cris, el blog personal de Cristina Martín San Roque, quiero hablarte del Día Sin Postre y del Plato Único, medida que se adoptó en la España Nacional.
En noviembre de 1936, adoptando una medida que se había llevado a cabo en Alemania, se impuso el llamado “Plato Único”, pero ¿qué era el Plato Único?


El Gobernador General del Estado envío una circular a los Gobernadores Regionales, estableciendo que, en Restaurantes, Casas de Comida, los días 1 y 15 de cada mes, en las comidas y cenas se sirviera un plato único y un postre, aunque se cobrara el menú entero, y el resto iba destinado a la beneficencia. Posteriormente se estableció el lunes sin postre (Día Sin Postre)
La medida era obligatoria e incumplirla podía traer distintas consecuencias como el pago de multas etc.

La recaudación se realizaba a través de los establecimientos hosteleros, que como mínimo, debían de pagar el 25% de lo recaudado y entregar una lista de los comensales.

Sin embargo, la medida no fue muy popular y comenzó la picaresca. En esos días se servían comida como “cocido”, que permitía en un mismo plato, incluir, sopa, garbanzos, carne, patatas etc.

Posteriormente mediante una Orden, el 16 de julio de 1937, El día del Plato Único, era semanal y se incluía el “Día sin Postre” cuya recaudación la hacía directamente el Auxilio social.

El día sin postre, consistía, en abstenerse a tomar el postre, y lo que ahorrabas, iba a la beneficencia, sin embargo, esta medida era muy complicada de poner en práctica, y duro muy poco, además en ocasiones lo que se recaudaba no compensaba el esfuerzo a realizar.

Aunque el día del plato único, sí que tuvo una gran duración, y trajo una serie de consecuencias, como por ejemplo que la gente no se casara los jueves (los lunes, a partir, de abril de 1940) porque no se podía servir el banquete completo.

Esta práctica estuvo en vigor hasta febrero de 1942.

Además, individualmente se podía renunciar voluntariamente semanalmente a uno de los platos, y lo que te ahorrabas lo donabas.

Las distintas administraciones locales emitieron viñetas, sellos locales, tickets, vales, cupones, etc., que pueden ir franqueados en cartas, adheridos en carnets para justificar el pago de la cuota, o como tickets.

Te muestro algunos ejemplos cuyas imágenes proceden del Ágora de Filatelia, en un hilo abierto por Jose y que puedes consultar en esteenlace.

















Entradas populares

En Red

(c) 2012 Blog El Salón de Cris
Una plantilla de Oloblogger con la tecnología de Blogger