lunes, 10 de febrero de 2014

Mi Tema Dictadores del Mundo. Artículo de Opinión de José Luis Fernández Carnicero.

votar


El otro día tras que publicaba en el blog El Salón de Cris, el blog personal de Cristina Martín San Roque, el artículo de opinión de Daniel Rodríguez, titulado Tras las Huellas del Lince, que si te interesa puedesconsultar en este enlace.

José Luis Fernández Carnicero compartió en mi perfil de facebook dos artículos que escribió, para el periódico, La Región, como me parecieron interesantes, le pedí autorización para publicarlos en el blog.

Hoy publico el primer artículo, publicado en el periódico el 14 de mayo de 2013 y titulado Mi Tema Dictadores del Mundo.

Muchas gracias José, espero que os guste.
 

Mi Tema Dictadores del Mundo

Desde hace mucho tiempo siempre se pensó que el arte del coleccionismo estaba solamente al alcance de unos pocos privilegiados que disponían de una posición social elevada, y no les importaba invertir su dinero en objetos cuya única función sería la admiración personal de ellos o, en el mejor de los casos, iba a tener un buen reconocimiento social. Sin embargo, el coleccionismo es mucho más que eso.
Desde hace un par de años me he ocupado en poner en orden una cantidad inmensa de sellos que había en casa (procedente de los abuelos y de mis padres), y los resultados son positivos gracias a la ayuda y los buenos consejos de los miembros de la Sociedad Miño. Es más que probable que muchos de nuestros lectores se hallen en el mismo caso. Recuerdos que han quedado olvidados en el desván salen a la luz con el hándicap de no saber bien qué hacer con ellos. Colecciones a medio empezar o sin un orden definido que los familiares nos han delegado, con el deseo de que algún día fuesen admiradas por los que no han sabido, o no han podido, conservarlas. En este nuevo apartado titulado: “Coleccionando”, mes a mes iremos dando pautas para que cualquiera, con mucho o poco dinero, pueda disfrutar del enriquecimiento intelectual que conlleva, en este caso, la Filatelia.
Hoy me ocuparé de hablar de mi tema, pero cada cual es libre de elegir el que quiera. Además de profundizar en cualquier materia de la que tenemos que tener sellos o cartas circuladas, alusivas a lo que queremos tratar, sugiero que cada cuadro (compuesto por 16 hojas dinA4), suscite un debate sano, que nos permita tener conversaciones distendidas y enriquecedoras, a la vez de aprender curiosidades, anécdotas, o ¿por qué no?, un poco más de nuestra historia.
Personalmente me he decantado por recoger filatelia de dictadores de todo el mundo. Algunos dicen que de esta forma es muy difícil aburrirse, y aunque estoy de acuerdo con ese análisis pienso que el elegir esta temática me ha abierto las puertas al investigar las coincidencias de todos ellos. Es bueno saber que los elementos diferenciadores de cada uno de ellos son a la vez coincidentes en muchos casos. De este modo, el poder económico y la fuerza arrolladora de las armas van casi siempre de la mano. Los dictadores están rodeados todos ellos de su historia, de sus razones y por supuesto de su simbología y ambiciones, que pueden manifestarse en ámbitos pequeños. Prueba de ello es la violencia ejercida en muchos países bajo el paraguas de poner orden en la sociedad. Creo que nadie debiera quedar impasible ante un periodo en el que las libertades estaban en manos de una sola persona, siendo la democracia un espejismo, dentro del desierto sendero de la sumisión impuesta.
Entrando un poco en los datos filatélicos del material que queremos exponer, tenemos que tener en cuenta que existen catálogos de todos los sellos del mundo que nos hablarán del tipo de impresión: huecograbado, litografía, tipografía, calcografía, offset y otros… Además, si todavía no somos capaces de usar un dentómetro (mide los dientes del sello), el catálogo nos da la información precisa, junto con la tirada hecha y el motivo que muestra la imagen. Cualquier tema puede ser un reto para cumplir el objetivo de nuestra colección.

José Luis Fernández Carnicero

Entradas populares

En Red

(c) 2012 Blog El Salón de Cris
Una plantilla de Oloblogger con la tecnología de Blogger