sábado, 8 de febrero de 2014

Tras las Huellas del Lince. Artículo de Opinión de Daniel Rodríguez.

votar


El otro día leí el artículo que recomendaba el perfil de facebook de la Sociedad Miño de Ourense, recomendando el artículo escrito por Daniel Rodríguez, para el periódico la Región, el día 4 de febrero de 2014.

Como me pareció interesante el artículo creí que era buena idea publicarlo en el Blog El Salón de Cris, en la sección de filatelia juvenil, así que me puse en contacto con el autor, que ha tenido la amabilidad de permitirme publicarlo
En dicho artículo Dani nos hablara de su colección temática sobre el Lince, y nos dará su visión de lo que es el coleccionismo.


Daniel Rodríguez con su colección Tras las Huellas del Lince en Filatem 2010. Fuente Sociedad Miño Ourense
 

Muchas gracias Dani, espero que os guste

 

Tras las Huellas Del Lince

Tras muchos años juntando sellos, algunos compañeros de la Sociedad Filatélica Miño me sugirieron que me especializase en un tema para una colección. Desde el primer momento tuve claro sobre qué quería hacerla. Alguno intentó disuadirme de la idea alegando que “casi no había sellos de ese tema” (razón no le faltaba), lo que, unido al hecho de que no hubiera precedente alguno de una colección similar, no hizo más que animarme a superar ese reto. Ese día decidí hacer una colección centrada en el felino más amenazado del mundo y uno de nuestros mayores tesoros nacionales: el lince ibérico.


Poco a poco fui consiguiendo material, ayudado principalmente por mi padre, con el que comparto afición desde que tengo uso de razón, compañeros de sociedad, amigos filatelistas de otros lugares y comprando en subastas online. Tras un tiempo de montaje mi colección “Tras las huellas del lince” fue una realidad. Con ella he competido varias veces a nivel nacional, con el objetivo de difundir el mensaje de concienciación sobre el estado del lince ibérico. Clasificada en la categoría de colecciones de tres cuadros, consta de 48 hojas tamaño Din A4 en la que están presentes casi todos los sellos de linces emitidos en el mundo.


 

Tener vista de lince en la filatelia puede resultar muy útil. Muestra de ello es una curiosidad de un sello ruso de 1962 y su sobre entero postal. Las ilustraciones usadas en las dos debían ser idénticas. Al poner las dos piezas delante me fijé en que algo se le pasó desapercibido al servicio postal ruso. Estos encargaron a un diseñador la ilustración de un lince junto a dos cachorros para un sello. Más tarde solicitaron la misma ilustración, a mayor tamaño, para un sobre, por lo que el autor replicó su obra, cometiendo un error que pasó desapercibido. La cola del lince había cambiado de posición, detalle interesante que había descubierto para reflejar en mi colección.



Otra pieza interesante que puede verse en la colección es una envuelta prefilatélica holandesa de 18 Cts. de 1824, rememorando el correo que se usaba en el país cuando Coenraad Jacob Temminick inscribió en el libro de especies al lince ibérico, reconociéndose oficialmente como especie genuina y endémica de la Península Ibérica.





Además de servirme para entablar amistad con otros filatelistas y aprender una gran cantidad de cultura general de las colecciones de otros compañeros, la experiencia personal con la filatelia ha sido infinitamente positiva, ya que gracias a tener esta afición común con mi padre, nos ha valido de excusa a lo largo de los años para sentarnos de vez en cuando a trabajar en nuestras colecciones gozando de un lujo al alcance de muy pocos: disfrutar de un hobbie en la compañía de tu padre. Por este motivo me alegra ver a padres e hijos que asisten juntos a la sociedad con la filatelia como actividad común, ya que sé lo enriquecedora que va a ser esta afición como lazo de unión en la relación padres e hijos.
Daniel Rodríguez.
Nota del editor: si te interesa puedes ver una muestra de la colección de Dani pinchando en este enlace
 

Entradas populares

En Red

(c) 2012 Blog El Salón de Cris
Una plantilla de Oloblogger con la tecnología de Blogger