martes, 10 de marzo de 2015

¿Sabías que…? El sello arma de guerra psicológica: falsificaciones, propaganda, espionaje y sabotaje durante las Dos Guerras Mundiales. Parte I

Fuente http://www.psywar.org/stamps.php

He dedicado varios artículos del Blog El Salón de Cris, el blog personal de Cristina Martín San Roque, a la importancia de la correspondencia en época de guerra, y por ello se adaptaron una serie de medidas para intentar garantizar la correspondencia.
Hoy quiero hablarte de otra faceta bastante desconocida pero que a mi me parece bastante curiosa, y es el empleo de los sellos postales como armas de guerra, realizando falsificaciones filatélicas, con fines de espionaje o propagandístico.
Hace algunos años emitieron una película que en España se llamó Los Falsificadores, que relataba la operación Bernhard, que era un plan que la Alemania Nazi puso en marcha para falsificar moneda entre los años 1942 a 1945.
Pues igual que se falsificaba moneda en épocas de Guerra, pero no solo en la Segunda Guerra Mundial, pues varios países, durante   Segunda Guerra Mundial falsificaron unos 300 sellos, con fines de propaganda , espionaje y sabotaje, pero el uso de los sellos postales y otros elementos filatélicos como arma de guerra se remonta a la Guerra Franco Prusiana de 1870.


Las potencias que falsificaron sellos con estos fines fueron Gran Bretaña, Estados Unidos y Alemania. Rusa no falsifico sellos como tal, pero imprimió postales de propaganda y algunas llevaban un sello falso.
En este artículo quiero dar a conocer este fenómeno, que vincula la filatelia con la historia y para ello voy a centrarme en la Primera y Segunda Guerra Mundial.
Para entender este fenómeno, hay que diferenciar entre las falsificaciones filatélicas para ridiculizar al bando enemigo y las falsificaciones filatélicas con fines de espionaje.
Pero para facilitar la lectura voy a dividir este artículo en dos partes en la primera esta dedicada a las falsificaciones para ridiculizar al bando enemigo y la segunda parte a las falsificaciones filatélicas con fines de espionaje.
  • Falsificaciones para ridiculizar al bando enemigo.
En estas falsificaciones son realizadas con fines propagandísticos y lo que se pretende con ello es ridiculizar al bando enemigo, con ello se usa un sello emitido por el bando enemigo y se modifica ridiculizando al gobierno enemigo o a las fuerzas de ocupación de un territorio
Están diseñados para que se aprecie claramente las modificaciones y que se aprecie que es un ataque al enemigo.
Este tipo de propaganda apareció en la década de los años 20 del siglo pasado y para algunos estudiosos fue la precursora de la propaganda antisemita.
En 1920 en Austria se emitieron los sellos de 80 Heller impresos en color rosa o naranja, dentados y sin dentar, con el águila imperial y la leyenda Deutschosterreich (German Austria).
Rápidamente falsificaron esta emisión con sellos de color rojo y sustituyeron la leyenda Deutschosterreich (German Austria)  por el texto Judischosterreich (Jewish Austria) y fueron usados con los sellos auténticos y franqueados por el correo de Viena. Por el momento se desconoce el autor de esta falsificación.
Fuente: Sociedad Filatélica y Numismatica Guardesa

Segunda Guerra Mundial:
Las fuerzas de la Alemania Nazi habían preparado con antelación la invasión de los países vecinos y desarrollaron un gran número de campañas de propaganda para desmoralizar al enemigo, y entre estas campañas también se encontraban la emisión de sellos falsificados ridiculizando al rival.
Como una imagen vale más que 1000 palabras, pongo el ejemplo de esta emisión de Gran Bretaña de un sello de Jorge V y la falsificación realizada por  Alemania donde se introduce símbolos comunistas y donde el fallecido monarca Jorge V es sustituido por Stalin.
Arriba) Sello auténtico con Jorge V, y su copia falsa nazi (abajo), con leyendas falseadas, la hoz y el martillo, y Stalin sustituyendo al monarca fallecido. Fuente SOFIMA


Cuando en 1940 Francia es ocupada por las tropas de Hitler, comienzan a preparar la invasión de Gran Bretaña y se sirve de la filatelia para comenzar una guerra psicológica.
En el ejemplo se ve un sello autentico de Gran Bretaña que representa a Jorge VI y la falsificación donde se sustituye a Jorge VI por Hitler.
 (Izda. a dcha.) Sellos emitidos en Alemania para su propio país, y para la Gran Bretaña . Fuente SOFIMA

Además se realizaron enteros postales con este sello falso donde se representa a las divisiones nazis desfilando por  White Hall, con el Big Ben de fondo, lo que supuso el desconcierto de Gran Bretaña.
Los agentes secretos se las ingeniaron para que circulara activamente todos estos sellos falsos, desmoralizando a las tropas enemigas.
Aunque Hitler no logro cruzar el Canal de la Mancha continuo con esta guerra psicológica realizando una gran cantidad de sellos falsos casi idénticos a los emitidos por el post Office, o ridiculizando en ocasiones con cierto sentido del humor a Gran  Bretaña.
También emitieron sellos introduciendo símbolos comunistas, como en estos sellos donde se sustituye a la Reina Consorte, Isabel por Stalin.
(Arriba) Sello auténtico con los reyes de la Gran Bretaña, y su copia falsa nazi (abajo), con leyendas falseadas y Stalin sustituyendo a la Reina.. Fuente SOFIMA

Ante esta situación Gran Bretaña y Estados Unidos reaccionaron y crearon unidades de especialistas de artes gráficas, para engañar y ridiculizar al bando enemigo.
Además de falsificaciones para ridiculizar al bando enemigo como estos sellos, que se aprecian en la imagen, llevaron a cabo, una importante misión, para introducir información falsa infiltrando cartas y prensa falsa usando el sistema postal alemán, para no levantar sospechas y para que pudieran circular tales misivas, realizaban falsificaciones de los sellos habituales y matasellos y demás marcas de censura que debía de llevar la correspondencia, tratando de que las falsificaciones no se notaran.

Para llevar a cabo esta misión, denominada como “Operation Cornflakes”, realizaban ataques aéreos a trenes postales alemanes, para dañarlos o descarriarlos, para que los envíos postales quedaran desperdigados por los alrededores.
Tras las bombas se lanzaban sacas de correos idénticas a las usadas por el servicio postal alemán, para que los funcionarios de correos, con la precipitación y la confusión del ataque, la confundieran y la metieran en el tren con el resto del correo.

Preparación de una “bomba especial” con sacos de correos alemanes falsificados especialmente para la Operation Cornflakes.Fuente y autoría: Desconocida [CC BY-SA 3.0], vía segunda-guerra-mundial.tumblr.com. y http://segundaguerramundial.es/curiosidades-de-la-iigm-operation-cornflakes/
Propaganda estándar empleada durante la Operation Cornflakes en un envío postal. Dentro del sobre había una hoja con los 10 mandamientos de los austriacos, sellos satíricos de Adolf Hitler, un cartel que decía Freiheit, Frieden (Libertad, Paz) y otro que rezaba Ein Volk: Österreich (Un pueblo: el austriaco), Ein Reich: Österreich (Un Reich: Austria), Kein Führer! (¡Ningún Führer!). Fuente y autoría: Desconocida [CC BY-SA 3.0], vía segunda-guerra-mundial.tumblr.com. y http://segundaguerramundial.es/curiosidades-de-la-iigm-operation-cornflakes/

Además también se emplearon cohetes lanza propagandas, el sistema de cohetes también lo usaron otros países.
Los sellos y el resto de los elementos postales para que las cartas circularan por el sistema postal italiano fueron realizados por los mejores especialistas y falsificadores del área aliada. Este trabajo se realizo en Roma y en Bari (ya conquistadas) y en Berna (Suiza).
Falsificaron los sellos de 6 y 12 pfenning con la efigie de Hitler de perfil de la serie básica de 1941-1944, realizando falsificaciones en diferentes remesas, cambios de papel, diferentes dentados, cambios de color y distinto engomado..
Las falsificaciones se diferencia por el dentado que era de 11 ó 13 cuando los originales el dentado era de 14
Fuente http://segundaguerramundial.es/curiosidades-de-la-iigm-operation-cornflakes/2/

Para crear mayor confusión y hacer creer a los alemanes de que existía un movimiento contra el nazismo, la Oficina de Servicios Estratégicos de Estados Unidos emitió un nuevo sello de 12 pfenning, aunque la efigie de Hitler fue modificada con una calavera y la leyenda “Imperio Alemán” fue reemplazada por “Imperio Perdido”. De este sello se emitieron 1.138.500 ejemplares.
Los agentes secretos informaron del éxito de esta campaña y decidieron fijar un objetivo más ambicioso y la OSS (oficina de servicios estratégicos) decidieron emitir nuevos sellos con mayor calidad.
Pretenian difundir el rumor de que Himler, la mano derecha de Hitler, quería hacerse con el poder,  y para ello había ordenado una emisión secreta de sellos.
Para ello los británicos falsificaron el sello alemán de 6 pfenning emitido entre 1941-1944 pero añadieron no solo la efigie de Hitler  sino también la de Himler.

Fuente: Sociedad Filatélica y Numismatica Guardesa

Los servicios secretos británicos además de distribuir los sellos, propagaron el rumor de que Himler como vanidoso, encreido y filatelista, había ordenado la emisión secreta de su sello, pero por un error de un subalterno de correos esta emisión de sellos estaba circulando.
Aunque psicológicamente esta operación no tuvo el éxito que se esperaba y no tuvo mucha repercusión entre los soldados de retaguardia. Además muchos filatélicos creyendo que eran emisiones legales cuando tenían oportunidad se hacían con los sellos, por lo que su circulación tampoco fue mucha.
El Departamento Británico, conocido como Dirección Política de Guerra (PWE) decidió repetir la operación de Himler pero sustituyendolo por el Gobernador de la Polonia ocupada (Hans Frank).
Fuente: Sociedad Filatélica y Numismatica Guardesa
Para ello falsificaron el sello de 20 groschen de color sepia, añadían la efigie de Frank. Comenzó a diseñarse en enero de 1943 y fueron impresos  en Waterlow & Sons y se imprimieron en hojas de 20 sellos. Con dentado 12 ½  y una tirada inicial de 5000 ejemplares que se distribuyeron a partir del 11 de marzo de 1943
Esta operación recibió el nombre de Entonación (Intonation) y además del apoyo de la RAF para realizar los bombardeos, contó con la colaboración de la resistencia polaca, que los hizo circular.
Para no despertar sospecha la resistencia polaca los hizo circular en cartas con triple franqueo entre dos sellos legales de 2 Groschen ponían el sello falso. Además estas cartas sirvieron para repartir octavillas revolucionarias.
También falsificaron los sellos postales italianos que defendían la unidad entre Hitler y Musolini. Los originales tenían la leyenda dos pueblos una guerra. Las falsificaciones modificaron la leyenda por dos pueblos un Fuher.
uente: Sociedad Filatélica y Numismatica Guardesa

Aunque la Operation Cornflakes fue descubierta   por un error ortográfico que no percibieron los controles de los especialistas británicos ni estadounidenses. Para que la correspondencia fuera más creíble decidieron  realizar un sobre muy similar usado por las instituciones bancarias y otros organismos con el remitente impreso en el anverso, pensando que este tipo de correspondencia llamaría menos la atención  a los censores, que la correspondencia privada.

Pero en el remite pusieron  Wiener Giro Und Cassenveiren (asociación Vienesa de Giros y Cajas de Ahorro) pero no se dieron cuenta de que usaron una palabra que no existía en alemán, puesto que la palabra alemana comienza con la “K” Kassenveiren.

Y con ello enlazó con el siguiente aspecto que es la falsificación realizada con fines de espionaje, que veremos en otro artículo

Entradas populares

En Red

(c) 2012 Blog El Salón de Cris
Una plantilla de Oloblogger con la tecnología de Blogger