jueves, 30 de marzo de 2017

Retrato del mercader Gisze de Hans Holbein, el Joven.



Hoy para esta sección del Blog El Salón de Cris, el blog personal de Cristina Martín San Roque, dedicada a la influencia del mundo postal, la filatelia, en el arte, te hablare del Retrato del Mercader Gizse, realizado por Hans Holbein, apodado el Joven, para diferenciarle de su padre, Hans Holbein, El Viejo.


Hans Holbein, el Joven, es considerado como uno de los grandes retratistas y destacó por su gran realismo en los detalles, por lo que muchos investigadores, consideran que su estilo es realista.

En su época tuvo una gran fama además de por el realismo de sus retratos, por la simbología que aparecía en los detalles de su obra.

Tradicionalmente se considera que en el año 1532 realiza el Retrato del Mercader Gisze, que en la actualidad se encuentra en el Gemäldegalerie de Berlín.



Retrata al Mercader alemán Georg Gisze (1497-1562), perteneciente a la familia de los Giese, familia originaria de Colonia que en el año 1497 se traslada a Danzig (Gdansk). Georg pertenecía a la liga hanseática.

By Mbdortmund - scan, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=18601769

Desde 1522 trabajaba en el Stalhof, un puesto de la liga en Londres.

Muestra al retratado con todos los elementos simbólicos de los comerciantes (dinero, tijeras, balanzas, tintero) con un gran realismo y detalle. Y entre estos elementos dispuestos al estilo bodegón, no podían faltar las cartas, ya que, en aquella época, la correspondencia, era una parte más de la vida cotidiana.



By Hans Holbein the Younger/Government of Burundi - Scan of original, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=30308164

Además de las cartas que se ven al fondo tiene una en la mano que pone «engelant the Erszamen/Jorgen gisze ton lunden/in mynem/broder tons handen».
En el cuadro se pueden apreciar la influencia del arte italiano, en cuanto al color, y de la escuela flamenca, en la precisión en los detalles, y la pintura alemana del siglo XV.

También hay en el cuadro una serie de simbolismos, como el reloj que simboliza el paso del tiempo, y la balanza, colocada de manera inestable, donde se lee el lema del comerciante "Nulla sine merore voluptas" (No hay placer sin lamento).

By Hans Holbein the Younger (1497/1498–1543) - Stephanie Buck, Hans Holbein, Cologne: Könemann, 1999, ISBN 3829025831., Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=5324197


Holbein en el año 1532 se traslada a Londres, y en los últimos años de su vida está entre Basilea y en Londres, y durante una de estas estancias retrato al comerciante.

Entradas populares

En Red

(c) 2012 Blog El Salón de Cris
Una plantilla de Oloblogger con la tecnología de Blogger